TMC febrero Blog #2: Cientos de bases de maquillaje pero ¿cuál es la mejor para mí?

En el mercado podemos encontrar una extensa variedad y de muchos componentes, texturas y acabados; Seguramente en algún momento te has preguntado qué diferencia hay entre ellas y cuál es la mejor para ti según tu tipo de piel, gustos y necesidades. Acomódate porque hoy te vamos a explicar la guía rápida para elegir la base perfecta.

1. Tipos de base de maquillaje:


Base de maquillaje líquida o fluída: 

Son aptas para cualquier tipo de piel, aunque es más recomendable para pieles normales a secas; Sin embargo todo depende del acabado que elijas, hoy en día hay gran variedad: mate, satinado o luminoso.

La mayoría de las bases liquidas son construibles, es decir, puede agregar mayor cobertura al rostro mientras más producto ocupemos, pero también es fácil abusar de él y lucir un maquillaje pastoso ¡Así que hay que tener mucho cuidado!, nuestra recomendación es agregar poco a poco la base hasta llegar a la textura que deseamos.

En cuanto a su aplicación, es un maquillaje que se extiende fácilmente con los dedos, pero lo mejor es distribuirlo uniformemente con una esponja húmeda o con una brocha de maquillaje.

Base de maquillaje en crema o mousse:

Es un maquillaje de cobertura media, excelente para pieles normales a secas. Lo que nos gusta de este tipo de bases es que deja un acabado mate satinado que luce bastante natural.

Se puede aplicar fácilmente con la yema de los dedos o con una esponjita; nuestras favoritas son las que incluyen activos hidratantes ya que son bastante generosos para cuidar tu piel.

Éste producto no recomendamos que se utilice en pieles grasas o con tendencia al acné, ya que la piel no lo absorberá bien y puede terminar en un acabado demasiado brilloso. 

Base de maquillaje en polvo:

Este maquillaje lo podemos encontrar tanto como en bases de polvos compactos, como en bases de polvos minerales. Son una excelente opción para las pieles mixtas, grasas o para quienes quieran matizar una parte en especifico del rostro.

Los polvos compactos se pueden aplicar con una esponja de maquillaje seca y los polvos minerales o sueltos es imprescindible el uso de una brocha fluffy.

2. Distintos acabados en las bases de maquillaje:

Así como hay muchas presentaciones de bases de maquillaje,  también tenemos distintos acabados los cuales según nuestro tipo de piel o el resultado que queramos será el que elegiremos.
Acabado mate:
Ideal para las pieles mixtas o grasas, ya que contrarrestarán el brillo natural de tu piel; éste acabado también es el más usado en el cine y la televisión, ya que no crea reflejo con las luces y lamparas del estudio.
Acabado satinado:
Este resulta muy práctico ya que ofrece un aspecto muy natural y uniforme que a su vez da al rostro un toque de luz. Es perfecto para todo tipo de pieles, ya que otorga un aspecto de "piel perfecta".
Acabado luminoso o glowy:
El último año el maquillaje luminoso o “jugoso” fue tendencia en el mundo de las redes sociales y sinceramente también se volvió de nuestros favoritos, debido a que la idea es presentar una piel luminosa y sana.Este maquillaje es ideal para pieles normales a secas, ya que aportarán luminosidad sin exceso en el rostro.

 

#ViernesDeBlog

¡Te esperamos aquí todos los viernes! Disfruta de nuevas entradas a nuestro Blog y déjanos acompañarte en tu camino para transformarte en la / él Make Up Artist que siempre soñaste ser.

¿Quieres saber más de algún tema en específico?

¡Queremos darte todo lo que te mereces! Escríbenos por medio del botón "enviar mensaje" de la página y programa tú misma de que quieres que hablemos en nuestro #BlogDelViernes.
You have successfully subscribed!